La Evaluación de Riesgo Ecológico en el contexto de los Sistemas Socioecológicos

La Evaluación de Riesgo Ecológico es un procedimiento formal que permite evaluar la probabilidad de que efectos ecológicos adversos puedan ocurrir como resultado de la exposición a uno o más agentes estresores, el análisis de la información levantada en una EcoRA debe guiar la toma de decisiones sobre las actividades que se realizan en un territorio.

Dichas decisiones no se toman sobre ecosistemas sin intervención humana, por lo cual se considera adecuado usar en el contexto de la EcoRA el enfoque de sistema socio-ecológico (SSE) para representar el sistema sobre el cual se manifiestan los efectos adversos de un agente, por ejemplo, los efectos de insumos agrícolas sobre la calidad biológica y fisicoquímica del agua de un río y la consecuente disminución de la oferta de servicios ecosistémicos.

Los modelos de riesgo ecológico han sido utilizados para evaluar a diferentes escalas organizacionales el efecto de actividades humanas. La evaluación del riesgo ecológico (en adelante EcoRA por sus siglas en inglés) es definida como un proceso que evalúa la probabilidad de que efectos ecológicos adversos puedan ocurrir o estén ocurriendo en ecosistemas expuestos a uno o varios elementos de estrés (U.S. Environmental Protection Agency – EPA 1992; Chen 2013). Los ecosistemas expuestos pueden entenderse como sistemas socio-ecológicos sobre los cuales se tomarán decisiones para minimizar el riesgo. Según lo anterior, los principales componentes conceptuales de la EcoRA son ecosistema y
riesgo, sin embargo, en el contexto de las ciencias ambientales, se definirá al sistema respuesta como sistema socio-ecológico.

Definición de Riesgo

Según Hansson (2014), el riesgo se puede interpretar en un contexto técnico y otro no-técnico. En este último contexto la palabra “riesgo” se refiere a situaciones en las cuales es posible, pero sin certeza, que un evento indeseable ocurra. En el contexto técnico la palabra tiene variados significados y usos especializados en diferentes disciplinas como filosofía,
epidemiología, toxicología, climatología, ecología, psicología, comunicación, mercadeo, sociología, ingeniería, economía, ciencias ambientales, etc. (Kattes y Kasperson (1983) presentan una síntesis de las profesiones y disciplinas relacionadas con la investigación en riesgo).

La tabla 1 muestra los principales usos y significados de la palabra riesgo. En el contexto de la EcoRA, la palabra riesgo puede definirse en términos de probabilidad de ocurrencia de un evento indeseado. Dicha probabilidad tiene un sentido cuantitativo (Rasmussen et al. 1975; World Health Organization 2004; Hansson 2014; EPA 2011). Pese a que los procesos de EcoRA actuales son flexibles en cuanto a los métodos y procedimientos utilizados para el levantamiento y análisis de la información, la dimensión cualitativa no adquiere la relevancia que merece y menos cuando se pretende usar el conocimiento local a través de la participación en un proceso de EcoRA. En otras palabras, tener en cuenta los intereses de la comunidad local implica que en el uso de la palabra riesgo se reconozca un
dominio de mayor amplitud, abarcando las dimensiones cuantitativa y cualitativa.

Definiciones y ejemplos de uso del concepto de Riesgo - Estudios Socioecológicos
Tabla 1. Definiciones y ejemplos de uso del concepto de Riesgo

En términos epistemológicos el riesgo se refiere a “algo” que es desconocido o tiene un resultado desconocido, por lo tanto, el conocimiento sobre el riesgo es el conocimiento acerca de una carencia de conocimiento (Hansson 2014). En el contexto de la EcoRA, esa carencia de conocimiento está relacionada con los efectos adversos que puede causar una fuente de perturbación a un organismo o ecosistema. De manera que abordar aquello
desconocido debería hacer uso de los datos levantados por el grupo de expertos, la información proporcionada por la comunidad y los resultados del seguimiento participativo a las decisiones tomadas por los gestores y agencias públicas.

El concepto de Evaluación de Riesgo Ecológico (EcoRA)

Si dentro del concepto de EcoRA podemos encontrar como elemento central el riesgo, el cual es definido como la probabilidad de que un evento indeseable ocurra, consecuentemente, según Bartell, riesgo ecológico se refiere a la probabilidad de ocurrencia de un evento ecológico indeseado (2008).

En sus inicios la EcoRA se enfocó en la evaluación de los efectos de químicos tóxicos (Bartell 2008) en los años 1970´s, evolucionando hacia campos y escalas de aplicación más amplias. Las definiciones del concepto de EcoRA se han trabajado en las escuelas norteamericana, europea y otras, lo que ha impedido que se unifique su significado exacto (Qiuying y Jingling 2014).

Para la World Health Organization (2004), la EcoRA se refiere a la evaluación de riesgo (del inglés “risk assessment”) pero aplicado a la ecología. De este modo, es menester definir evaluación en el contexto, la cual se refiere a la evaluación o estimación de un análisis de hechos y la inferencia de posibles consecuencias concernientes a un objeto o proceso particular y consiste en un elemento de análisis y otro de actividades relacionadas con la toma de decisiones (World Health Organization 2004).

Hope (2006) revisa el concepto de EcoRA y lo define como un proceso flexible para organizar y analizar datos, asunciones, e incertidumbres para evaluar la probabilidad de que efectos adversos ecológicos que puedan estar ocurriendo o puedan ocurrir como resultado de la exposición a uno o más estresores relacionados con actividades humanas. Así, el propósito de la EcoRA es poveer información respecto a los efectos en un sistema ecológico generados por un estresor dado de manera que la contaminación y otros daños eco-ambientales puedan reducirse al mínimo (Qiuying y Jingling 2014).

Según lo anterior se puede concluir que si bien realizar una EcoRA implica el uso de métodos interdisciplinarios pues se integra la ecología, química ambiental, geoquímica, hidrología y otras ciencias fundamentales en la estimación de impactos ecológicos indeseados y guiar la toma de decisiones, en el concepto de EcoRA no está implícito la integración de variables sociales y culturales, por ejemplo, la importancia de la participación de actores interesados (Adams et al 2014; Gallager 2015) y la amplificación social del riesgo (Renn et al. 1992), el cual está relacionado con la percepción que tiene un individuo o un colectivo acerca del riesgo y que no es objetivo de la presente revisión.

La naturaleza flexible de la EcoRA permite que se aplique a diferentes SSE usando diferentes metodologías, la figura 1 muestra los principales componentes del concepto de EcoRA en el contexto de un ecosistema acuático que responde a las actividades agrícolas, reconociendo este como un sistema socio-ecológico dadas las relaciones entre un río, su cuenca de captación y la comunidad que usa sus servicios ecosistémicos.

Riesgo ecológico - regulación de calidad del agua
Figura 1. Planteamiento del problema – La microcuenca hidrográfica como sistema socio-ecológico. La línea intermitente roja representa los límites del SSE, reconociendo que es un sistema abierto. Los macroinvertebrados bentónicos son tomados como entidades finales de evaluación del riesgo siendo indicadores de la calidad ecológica del agua de un río que hace parte de una cuenca hidrográfica. Para medir las variables asociadas al riesgo, la escala temporal puede ser entendida como la tasa de respuesta que tiene el sistema ecológico (ecosistema) a los insumos agrícolas, esta tasa aumenta desde la microcuenca hasta los macroinvertebrados bentónicos. La escala espacial va desde los mesohabiatat que usan los macroinvertebrados hasta la microcuenca interpretada como un territorio. Dicho territorio ofrece servicios ecosistémicos (como la regulación de calidad de agua) al sistema social y este toma decisiones de manejo sobre el ecosistema.
REFERENCIAS

ADAMS, M. S., J. CARPENTER, J. A. HOUSTY, D. NEASLOSS, P. C. PAQUET, C. SERVICE, J. WALKUS, AND C. T. DARIMONT. 2014. Toward increased engagement between academic and indigenous community partners in ecological research. Ecology and Society 19(3): 5

BARTELL, S. M.,2008. Ecological Risk Assessment. Ecotoxicology, Elsevier B.V. CHEN, Shaoqing, CHEN, BIN, Brian D. FATH. Ecological risk assessment on the system scale: A review of state-of-the-art models and future perspectives. Ecological Modelling 250 (2013) 25– 33.

EPA – UNITED STATES ENVIRONMENTAL PROTECTION AGENCY. 2011. Integrated Risk Information System (IRIS). http://www.epa.gov/ncea/iris/index.html

GALLAGHER, S., RICE, G., SCARANO, L., TEUSCHLER, L., BOLLWEG, G. and MARTIN, L. 2015. Cumulative risk assessment lessons learned: A review of case studies and issue papers. Chemosphere 120 (2015) 697–705.

HANSSON, Sven Ove, «Risk», The Stanford Encyclopedia of Philosophy (Spring 2014 Edition), Edward N. Zalta (ed.), URL =<http://plato.stanford.edu/archives/spr2014/entries/risk/>.

HOPE, Bruce. 2006. An examination of ecological risk assessment and management practices. Environment International 32 (2006) 983–995

KATES, Robert and KASPERSON Jeanne. 1983. Comparative risk analysis of technological hazards (A Review). Proc. Nati. Acad. Sci. USA.

QIUYING, Chen and Jingling, Liu. Development process and perspective on ecological risk assessment. Acta Ecologica Sinica 34 (2014) 239–245.

RASMUSSEN, Norman, et al., 1975, “Reactory Safety Study”, WASH-1400, Washington, DC: US NRC.

RENN, O., BURNS, W., KASPERSON, J., KASPERSON, R. AND SLOVIC, P. 1992. The Social Amplification of Risk: Theoretical Foundations and Empirical Applications. Journal of Social Issues. Volume 48, Issue 4, pages 137–160, Winter 1992.

USEPA (U.S. Environmental Protection Agency), 1992. Framework for ecological risk assessment. Risk Assessment Forum, USEPA. EPA/600/R-92-001, Washington, DC.

WORLD HEALTH ORGANIZATION, IPCS Harmonization Project–IPCS. 2004. Risk Assessment. Terminology, Geneva.

Deja una respuesta