Vulnerabilidad como propiedad emergente de las dinámicas del sistema socioecológico.

El agua, en sus variadas dimensiones de uso y connotaciones culturales, es en Colombia un motor de progreso fundamental para la sostenibilidad del país, de ahí que las cuencas, que se definen como el área de aguas superficiales o subterráneas que drenan sus aguas a un río, un pantano o directamente al mar, sean consideradas como la unidad fundamental de análisis para el desarrollo de los procesos de planificación, administración, toma de decisiones y ordenación ambiental del territorio; esto, obedece a la necesidad de conocer cómo las condiciones en las que se desenvuelve el ciclo hidrológico, se afectan por las acciones antrópicas y en consecuencia, cómo eso altera la funcionalidad e integralidad del agua en los servicios ecosistémicos, particularmente aquellos que se derivan de la regulación de la cantidad y calidad del agua, como: energía, seguridad alimentaria, abastecimiento de agua y el uso sectorial industrial (IDEAM, 2019)


A pesar de que en el país, han sido bastante estudiadas las dinámicas del ciclo hidrológico, tanto en sus dimensiones de régimen natural como de régimen intervenido, y aunque estos elementos han sido incluidos en la normatividad ambiental, para impulsar la toma de decisiones referentes a la Gestión Integral del Recurso Hídrico – GIRH (IDEAM, 2019) (IDEAM, 2014) (IDEAM, 2010); en el plano de la realidad, han sido poco o nada explorados, aquellos aspectos sociales que coadyuvan a la protección y gestión ambiental de los ecosistemas reguladores de la cantidad y la calidad del agua, los cuales son vitales dentro del ciclo hidrológico, esto implica que no se tiene un enfoque ecosistémico, en el ámbito de la GIRH, por lo tanto,  los ejercicios de ejecución de la planificación, administración y toma de decisiones al respecto de la ordenación ambiental del territorio de las cuencas, por lo general, no involucran a la población que se encuentra al cuidado de los ecosistemas (Guerrero, De-Keizer, & Córdoba, 2006) (TEEB, 2010).

De este panorama, surge la necesidad de indagar esos aspectos sociales, pero, ligados a los ecosistemas reguladores de agua, para lo que se requiere que la conceptualización de las relaciones entre la sociedad-naturaleza se conviertan en un objeto epistemológico, lo cual se logra mediante un marco de referencia que ayuda a la comprensión holística de las complejas problemáticas que alteran el ciclo hidrológico dentro de una cuenca, por esta razón, se ha establecido como unidad de análisis un Sistema Socioecológico SSE, que se ha delimitado por el territorio de la cuenca del río Cali y de cuya dinámica emergen propiedades como la vulnerabilidad, entendida como una respuesta sociocultural, con connotación positiva, que se produce frente a las transformaciones de coberturas y usos del suelo, ocasionadas por las actividades antrópicas que constantemente generan afectación de los ecosistemas que regulan la cantidad y la calidad del agua (Gunderson & Holling, 2002)(Berkes, Colding, & Folke, 2003) (Gallopín, 2006) (Becker, 2010) (Holland, 2014)

Surge la necesidad de indagar aspectos sociales, pero, ligados a los ecosistemas reguladores de agua, para lo que se requiere que la conceptualización de las relaciones entre la sociedad-naturaleza se conviertan en un objeto epistemológico, lo cual se logra mediante un marco de referencia que ayuda a la comprensión holística de las complejas problemáticas que alteran el ciclo hidrológico dentro de una cuenca

Diana Lucia Hincapie Marin, 2020

Aunque todavía no es clara la distinción entre los conceptos de resiliencia, vulnerabilidad y capacidad adaptativa, como propiedades emergentes que dan cuenta de la sostenibilidad de los sistemas socioecológicos, de acuerdo con Gallopín (2006), la vulnerabilidad obedece a cambios estructurales que evidencian una crisis dentro del sistema, mientras que la resiliencia, se liga a la capacidad de respuesta y recuperación de la crisis, por eso esta noción es mayormente enlazada con la vulnerabilidad producida por fenómenos naturales (Gallopín, 2006).

Según lo mencionado, existen diferencias entre la vulnerabilidad socioecológica y la vulnerabilidad que se presenta ante la ocurrencia de fenómenos naturales (ver cuadro 1):

Vulnerabilidad socioecológica (Adger, 2006) (Gallopín, 2006) (Turner, 2010) (Berrouet, Machado, & Villegas-Palacio, 2018)Vulnerabilidad ante fenómenos naturales (Alwang, Siegel, & Jorgensen, 2001) (GALLOPIN, 2003)
Obedece a la pérdida o disminución constante de los Servicios ecosistémicosObedece a la probabilidad de ocurrencia de fenómenos naturales como: movimientos en masa, inundaciones, avenidas torrenciales, sismos, entre otros, que no necesariamente ocasionan pérdida o disminución constante de Servicios Ecosistémicos.
Se origina por presiones antrópicas constantes sobre el uso del suelo, consecuentemente impactan las coberturas naturales, lo cual conlleva a la pérdida o disminución de SE.Se origina por la localización de asentamientos humanos en áreas de influencia de la amenaza por inundación, movimientos en masa, avenidas torrenciales, sismos, entre otros.
A nivel sociocultural, tiene una connotación positiva, ya que la crisis que enfrenta el sistema se convierte en una oportunidad para mejorar las condiciones de este, de ahí que se caracteriza por la presencia de asociatividad comunitaria y aprendizaje en materia de educación y gestión ambiental, factores que por lo tanto, incrementan la capacidad adaptativa de la sociedad ante los cambios de la naturaleza, en espacial, ante el cambio climático.A nivel sociocultural, tiene una connotación negativa, pues pocas veces se percibe la amenaza del fenómeno natural, como dañino para un determinado asentamiento humano, por lo tanto, se invisibiliza o se desconoce la vulnerabilidad, lo cual aumenta el riesgo de ocurrencia de desastres, consecuentemente, se disminuye la capacidad adaptativa de la sociedad, en particular, ante al cambio climático.
Su medición como propiedad emergente del sistema, permite el enfoque socioecológico en la Ordenación Ambiental Territorial, lo cual garantiza la sostenibilidad del SSESu medición, en concomitancia con la probabilidad de amenaza, genera la evaluación del riesgo y no da cuenta de la sostenibilidad de sistema socioecológico, solo sirve para determinar la viabilidad de recursos, de determinada entidad territorial, en el caso de que ocurra un evento probable de amenaza.
Cuadro 1

Al hacer la comparación, entre ambas vulnerabilidades, se colige que la vulnerabilidad socioecológica responde mejor al entendimiento de la capacidad adaptativa del componente social del SSE y por consiguiente a la determinación de la sostenibilidad de los SSE,  mientras que la noción de resiliencia, al estar ligada a la vulnerabilidad ante fenómenos climáticos, puede descuidar el efecto de los cambios continuos, en especial, a escalas de paisaje, por lo cual, la capacidad adaptativa y la sostenibilidad del SSE, dependerían de  transformaciones probables del SSE, ocasionadas por la  ocurrencia de eventos de tipo extremo. Por esta razón, se escoge el concepto de vulnerabilidad socioecológica como elemento que ayuda a la comprensión del enfoque ecosistémico en la Ordenación Ambiental del Territorio.

SWAT (Soil and Water Assessment Tool) Herramienta de libre distribución para el estudio de  calidad del agua
SWAT (Soil and Water Assessment Tool)

Lograr entender a la vulnerabilidad socioecológica, implica la consideración del SSE, como un sistema complejo y adaptativo, cuya dinámica puede estudiarse con metodologías concernientes a este tipo de sistemas como: lógica difusa, redes neuronales, modelo basado en agentes, mapas de Kohonen, entre otros. Aunque de manera inicial, dentro de esta investigación se ha escogido la lógica difusa, como metodología de estudio, ya que esta está ligada al componente social, en particular a los aspectos lingüísticos de valoración de los ecosistemas (término acuñado como etnoecohidrología), pueden emplearse otros modelos para determinar la vulnerabilidad del sistema socioecológico, empero, estos dependen del volumen de información recolectada y del diseño del análisis de esos datos, sin embargo, se pueden explorar diferentes alternativas, en especial para la generación de redes de actores sociales que ayudan en la protección y gestión ambiental de los ecosistemas, cuyas funciones son vitales para la regulación de la calidad y cantidad de agua en la cuenca del río Cali. Y esas otras alternativas, pueden en un momento determinado, ayudar a incluir los aspectos sociales a los elementos espaciales de sistemas de información geográfico, como la herramienta SWAT, para ayudar en la toma de decisiones al respecto de la planificación, administración y ordenamiento ambiental del territorio.

Perez et al. 2012. Pasos del Modelo FOCAL aplicado por CIMA en poblaciones vecinas al PNCAZ

Referencias

Adger, N. (2006). Vulnerability. Global Environmental Change, Vol 16. 268 – 281.

Alwang, J., Siegel, P., & Jorgensen, S. (2001). Vulnerability: A View from Differente Disciplines. Social Protection. Labor Markets, Pensions, Social Assistance. World Bank.

Becker, E. (2010). Social-ecological systems as epistemic objects. Frankfurt/Main: Institute for Social-Ecological Research (ISOE) .

Berkes, F., Colding, J., & Folke, C. (2003). Navigating Social-Ecological Systems. Bulding Resilience for Complexity and Change. Cambridge: Cambridge University Press.

Berrouet, L., Machado, C., & Villegas-Palacio, C. (2018). Vulnerability of socio—ecological systems: A conceptual Framework . Ecological Indicators, 263-647.

GALLOPIN, G. (2003). Sostenibilidad y desarrollo sostenible: un enfoque sistémico. Santiago de Chile: CEPAL.

Gallopín, G. (2006). Linkages between vulnerability, resilience, and adaptative capacity. Global Environmental Change, Vol. 16. 293 – 303.

Guerrero, E., De-Keizer, O., & Córdoba, R. (2006). La Aplicación del Enfoque Ecosistémico en la Gestión de los Recursos Hídricos. Quito – Ecuador: Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y de los Recursos Naturales.

Gunderson, L., & Holling, C. (2002). Panarchy: Understanding Transformations in Human and Natural Systems. Island Press.

Holland, J. (2014). Complexity: A Very Short Introduction. OXFORD.

IDEAM. (2010). Estudio Nacional del Agua. Bogotá D.C.

IDEAM. (2014). Estudio Nacional del Agua. Bogotá D.C.

IDEAM. (2019). Estudio Nacional del Agua 2018. Bogotá D.C.: Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales.

TEEB. (2010). La economía de los ecosistemas y la biodiversidad para las autoridades regionales y locales. Ginebra Suiza: TEEB, en línea: http://doc.teebweb.org/wp-content/uploads/Study%20and%20Reports/Reports/Local%20and%20Regional%20Policy%20Makers/D2%20Report/Translations/layTEEB_D2_Druckvar_end_ES.pdf.

Turner, B. (2010). Vulnerability and resilience: Coalesing or paralleling approaches for sustainability science? Global Environmental Change, 570-576.

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

Deja una respuesta